Migas vegetarianas

Receta cortesía de El Invitado de Invierno
Las migas son un plato tradicional con el que se aprovechaba el pan duro que quedaba en las casas. E
n este caso esos pimientillos u otras verduras que se nos van quedando un poco chuchurrías en la nevera. En un buen sofrito nadie lo va a notar. Si os gustan las uvas, son una guarnición clásica de las migas en muchas regiones con un resultado fantástico. Ah, y si no sois vegetarianos sois muy libres de añadir al sofrito previo cuantos embutidos os apetezcan.
Descargar receta

Ingredientes para 4 personas

1 cantero de pan blanco de miga densa (preferiblemente de tipo candeal); 2 dientes de ajo; 1 pimiento verde; 1/2 cebolla; unas setas frescas o en conserva; de 1 a 2 cucharadas de pimentón dulce; aceite de oliva virgen; sal

Migas vegetarianas

1

El pan debe ser del día anterior, algo duro y seco. La noche anterior a preparar las migas trocéalo a cuchillo o a mano en trocitos pequeños.

Pon las migas en un bol y rocíalas ligeramente con agua, removiendo varias veces para que queden un poco húmedas. Esto se hace para que el pan coja algo de jugosidad en el interior. No olvidemos que las migas se hacen siempre con pan seco.

Migas vegetarianas

2

Espolvoreamos el pimentón y la sal al gusto y removemos para que se distribuya todo bien entre las migas. Tapamos con un paño y dejamos reposar toda la noche.

Al día siguiente preparamos el sofrito de verduras. Cubrimos de aceite el fondo de una sartén y sofreimos a fuego suave los ajos pelados y laminados. Cuando estén dorados los retiramos.

Migas vegetarianas

3

Sofreímos a continuación la cebolla picada y cuando esté transparente, añadimos el pimiento verde picadito y freímos hasta que cambie de color.

Agregamos entonces las setas laminadas y les damos unas vueltas hasta que estén un poco tiernas, dependiendo de si son frescas o en conserva.

Migas vegetarianas

4

Retiramos las verduras y en el aceite sobrante freímos las migas. Es probable que tengamos que añadir algo más de aceite (sin pasarse) porque las migas abosrben mucho líquido.

Las migas deben quedar tostaditas por fuera y tiernas por dentro y hay que servirlas de inmediato junto con el sofrito.