Chips de tomate

Receta cortesía de El Invitado de Invierno
Hay veces que necesitas escaldar tomates porque los vas a usar en una preparación en la que no quieres notar las pieles; ya sabes, los pasas un par de minutos por agua hirviendo y las pieles salen casi solas. Pues ¡no las tires! Hazte con ellas unas divertidas chips de piel de tomate que no tienen ninguna dificultad.

Ingredientes

1. Las pieles sobrantes de escaldar 1 kg de tomates
2. Un poco de aceite de oliva
3. Sal al gusto

Chips de tomate

1


Pinta con aceite de oliva una bandeja de horno.

Coloca las pieles extendidas, sin que se monten unas con otras, y pinta con otro poquito de aceite, ayudándote con un pincel. Espolvorea con un poco de sal, si quieres.

Chips de piel de tomate

2


Mete la bandeja en el horno calentado a 70° y sécalas por lo menos una hora o el tiempo que haga falta hasta que pierdan por completo el agua y queden crujientes. Cuidado con pasarte y quemarlas.