Lampara calientaplatos Electrolux

Lámparas calienta platos Electrolux

Descubre nuestras lámparas calientaplatos regulables en altura. Mantén los alimentos a la temperatura de servicio adecuada antes o después de emplatar. Dale a tu cocina ese toque profesional.

El calientaplatos eléctrico más versátil para tu cocina 

¿Te has parado a pensar por qué la comida te sabe tan bien en tu restaurante favorito? Aparte de porque usan los ingredientes y recetas que más te gustan, también es por una cuestión de temperatura. Si pruebas en casa los calientaplatos eléctricos de Electrolux, te darás cuenta de que disfrutar de los menús más exquisitos a un nivel muy profesional no es tan complicado. Y, además, tendrás una lámpara singular en tu cocina, mucho más funcional de lo que imaginas.

Este tipo de accesorios están a mitad de camino entre los instrumentos de cocina y los artículos decorativos. No en vano, el diseño es un aspecto relevante en la elección de una lámpara calienta platos ya que, en mayor o menor medida, su instalación va a suponer un cambio importante en el conjunto del espacio. De forma muy general, se puede decir que los calienta platos eléctricos están vinculados a los estilos más funcionales y modernos y que su presencia supone un toque de elegancia e innovación en cualquier espacio. Otra solución, integrable en el mobiliario de la cocina y también muy funcional, es optar por un cajón calientaplatos de Electrolux

Terminar de preparar el menú, atender a tus invitados y servir la comida a la temperatura adecuada, son actividades que requieren de tiempo, concentración y una gran coordinación. El empleo de una lámpara calienta platos eléctrica te permitirá organizarte mejor en la cocina para que lo tengas todo bajo control. 

En este caso, basta con que coloques tu plato, servido o no, sobre la encimera y debajo de la potente luz térmica de estas lámparas. Funcionan mediante un avanzado sistema de infrarrojos y no necesitan precalentamiento por lo que, una vez que las enciendes, estarán listas para mantener tus platos a la temperatura más adecuada hasta el momento de servirlos en la mesa.