Tu ropa cuidada a la perfección

Guía de cuidados

Incluso tus tejidos más delicados pueden lavarse con total seguridad en casa con electrodomésticos Electrolux. Las fibras se nutren, los colores se revitalizan y las texturas que tanto te gustan se conservan. Las prendas bien cuidadas tienen una vida más larga y mejor. Sin necesidad de lavado en seco.

Cómo cuidar de un clásico

Las tendencias van y vienen en cada temporada, pero la camisa blanca siempre está de moda. Ahora es fácil mantenerla blanca y tersa como el primer día sin necesidad de mandarla a lavar en seco.

Camisa blanca con etiqueta de lavado colgada en una sala de estar

La piedra angular de tu guardarropa

Tu guardarropa es el lugar donde creas tu imagen personal. Donde experimentas con nuevas tendencias y las combinas con piezas clásicas como la camisa inmaculadamente blanca. Es fácil dar un toque más formal o al contrario. Elegante o casual, siempre utilizas tu creatividad. La camisa clásica es una prenda natural pero elegante: el lienzo en blanco perfecto.

Mujer sujetando una camisa blanca recién lavada
Preparado para el guardarropa

Mantén tus camisas más que blancas y como nuevas con el mejor cuidado en el lavado

Camisa azul desabotonada
Comprueba la etiqueta

Antes de lavarla, desabotona la camisa, incluidos puños y cuellos. Y asegúrate de comprobar las recomendaciones de temperatura y consejos de cuidado básico en la etiqueta.

Una camisa blanca perfectamente planchada
Elige bien el detergente

Para que tus camisas se mantengan como el primer día, utiliza un detergente en polvo que contenga blanqueador y conseguirás blancos relucientes.

Diagrama que muestra el espacio que debe quedar entre las prendas y el punto superior del tambor.
Deja espacio suficiente

Deja el ancho de una mano entre las prendas y el punto superior del tambor para proteger todas tus prendas de los residuos de detergente provocados por una carga excesiva.

Vista inclinada de una camisa blanca perfectamente planchada
Lavadoras SteamCare

Disfruta de tus tejidos suaves y refrescados. Refresca rápidamente tus prendas entre lavados utilizando vapor

La lavadora SteamCare

Haz que tus camisas reciban tratamiento de spa

Tus camisas favoritas llevan una vida muy ajetreada. El trajín de cada día echa a perder el tacto a nuevo que tanto te gusta. Para recuperar este tacto en solo 30 minutos, nuestras lavadoras con SteamCare imitan el tratamiento de un spa. Relajan las fibras y eliminan los olores para recuperar ese tacto tan especial del algodón suave y limpio.

Hombre con una camisa puesta que está arrugada en una mitad y en la otra perfectamente lisa gracias a SteamCare

El poder del vapor

Cuelga tu camisa en el baño mientras te duchas y verás cómo el vapor puede hacer revivir tu ropa. La humedad adicional suaviza las arrugas de la camisa y mantiene su frescura. O bien, para eliminar las arrugas de forma más rápida y sencilla, prueba una de nuestras lavadoras con SteamCare. El ciclo de vapor incorporado significa que no necesitas ni siquiera lavar tus prendas para conseguir esa apariencia y tacto 'como el primer día'.

El centro de vapor planchando una camisa

La forma más suave y segura de planchar

Aunque un programa de vapor puede evitarte el planchado, cuando necesites planchar utiliza el vapor. Para conseguir la máxima blancura en tus camisas, nuestro Centro de planchado produce rápidamente gran cantidad de vapor para suavizar el tejido. Así minimiza el tiempo de exposición de tu camisa a las altas temperaturas. No solo elimina las arrugas, sino que también contribuye a mantener tus prendas.


Cómo cuidar de tus prendas de lana

Las prendas de lana duran muchos años y son una gran inversión, si las cuidas correctamente. Tanto si se trata de una chaqueta de marca como un jersey que te pones a menudo, estos consejos te ayudarán a prolongar su vida.

Lavado de tus prendas de lana

Jersey blanco de lana colgado

¿Por qué cuidar tus prendas de lana?

La lana es un tejido increíble. Es biodegradable, resistente al fuego, e incluso ofrece protección UV. Es más transpirable que ninguna otra fibra, y reacciona a los cambios en la temperatura corporal. Mantiene el cuerpo caliente cuando hace frío, y fresco cuando hace calor. Un tejido tan útil necesita recibir los cuidados adecuados para mantener el tacto y la apariencia del primer día.

jersey de lana
Logotipo Woolmark Blue
Aprobado por Woolmark

Incluso las prendas de lana para 'lavar solo a mano' están seguras en nuestras lavadoras con los símbolos Woolmark Blue

Panel con pantalla de la UltraCare Eco mostrando un ciclo de lavado en frío
Lavado en frío

Si tu lavadora no tiene programa para lana, te recomendamos utilizar el programa de lavado en frío para lana de lavado a mano. Y no olvides lavar siempre las prendas de lana del revés.

Jersey blanco de lana
Elige bien el detergente

Evita los detergentes más agresivos, detergentes 'Bio' con enzimas y detergentes que contengan blanqueadores. Utiliza un detergente específico para lana.

Pila de prendas de lana
Guarda tus prendas correctamente

Guarda tus jerséis sobre una superficie plana y doblados para evitar que se estiren. Si vas a colgarlos, utiliza perchas diseñadas especialmente para punto que ofrezcan el máximo soporte.

DelicateCare

Si de verdad te gusta, sécala en una secadora con programas a la medida de cada tejido

Utiliza la secadora para tus prendas de lana

Ahora podrás secar a máquina las prendas de lana y conservarlas en perfecto estado. Las secadoras DelicateCare ofrecen un exclusivo programa para lana. La velocidad especial del tambor mantiene la lana plana contra el lateral del tambor. El resultado es tan bueno como secando en plano. Las prendas no encojen, ni se retuercen, ni se enredan.

Jersey de lana azul

Adiós al «lavado solo a mano»

A la hora de lavar tus prendas de lana favoritas, quieres tener la seguridad de que tu máquina las trate con el máximo cuidado. Nuestras lavasecadoras son las primeras del mercado que llevan la certificación Woolmark Blue. Woolmark es la autoridad mundial en el cuidado de la lana. Para que laves y seques con confianza incluso tus prendas de lana más delicadas cuya etiqueta indica «lavar solo a mano», en un único electrodoméstico.


Cómo mantener tus colores brillantes y luminosos

Las prendas de color pueden deslucirse y perder intensidad más rápido que las prendas blancas o negras. Pero si lavas con cuidado y suavidad, podrás conseguir que tus prendas favoritas de color mantengan su luminosidad mucho más tiempo.

Un poco de color en tu vida

El color es positivo y alegre. Guarda un poco de diversión y optimismo en tu armario para tu vida. Te hace sentir vivo y lleno de energía. Pero, a veces, las prendas de color son las más vulnerables y propensas a decolorarse y deslucirse con el tiempo. Si las tratamos con delicadeza atendiendo a sus necesidades y las mimamos adecuadamente, nos devolverán nuestra atención con creces y nos harán sentirnos más vivos durante mucho más tiempo.

Al seleccionar un detergente, elige uno que, además de lavar, cuide tus prendas. Los detergentes líquidos y en gel son los más indicados para el color.

1
Separa las prendas

Separa las prendas por colores: los colores brillantes como los morados, los rojos y los naranjas pueden lavarse juntos. Pero también los azules y los verdes. Si se queda una sola prenda de color, te recomendamos que la laves a mano.

2
Ocúpate de las manchas

Algunas manchas precisan un poco de atención y cuidado adicionales: comprueba bien la prenda, aplica una pequeña cantidad de detergente líquido al área manchada y enjuágala suavemente en agua. Evita los programas muy calientes que pueden hacer permanente las manchas o desteñidos.

3
En caso de duda, del revés

Pon tus prendas siempre del revés para minimizar el frotado de las fibras y asegúrate de dejar una separación entre la colada y la parte superior del tambor de al menos el ancho de la mano. Escoge una temperatura baja y un ciclo de lavado suave o medio (máximo 30º C).

Secar también es cuidar

Al apilar prendas de color húmedas, estas tienden a desteñirse entre sí. Sácalas de la lavadora en cuanto finalice el programa. A la hora de secar es mejor separar por tipo de tejido en lugar de por color. El motivo es que los distintos materiales textiles tienen tiempos de secado diferentes, y posiblemente expondrías algunos de ellos a una acción mecánica innecesaria, lo que desgasta el exterior de la prenda y hace que adquiera un aspecto desgastado y descolorido.


Convertir la ropa desgastada en ropa bien cuidada

Un buen par de vaqueros es algo más que una prenda esencial en tu armario: es una inversión. Con el cuidado y la atención adecuados, tus vaqueros mejorarán con el tiempo.

Cuida de tus prendas vaqueras favoritas

La tela vaquera es muy duradera, pero si quieres sacar todo el partido a tus vaqueros, en especial de color, con dibujos o desgastados, deberás darles un cuidado muy especial. La clave para prolongar su vida útil es utilizar una temperatura baja y evitar el lavado excesivo.

Nuestro programa OptiSense ajusta automáticamente el programa a la carga y se encarga de que los vaqueros nunca se laven en exceso.

1
Evita que los colores se destiñan

Las camisetas de algodón absorben mucha más humedad, y aprecian un poquito de cuidado y suavidad. Ponlas en la lavadora del revés y vierte detergente líquido en la zona de las axilas. Déjalas en remojo durante 30 minutos y a continuación lávalas a la temperatura máxima que permita la etiqueta.

2
Vaqueros nuevos: comprueba la etiqueta de cuidados

Algunos fabricantes recomiendan hacer el primer lavado a mano: ponlos del revés, vierte un poco de detergente líquido en el agua y déjalos en remojo durante al menos 45 minutos, agitándolos suavemente de vez en cuando. A continuación, acláralos bien con agua fría y ponlos a secar

3
Detergente para la tela vaquera

Asegúrate de nutrir tus vaqueros con el detergente adecuado. Encontrarás muchos detergentes especialmente formulados para prendas de color. Los detergentes líquidos o en cápsula se llevan mejor con los vaqueros porque son mucho más suaves con el color.

Para tus vaqueros, la secadora

La secadora siempre deja los vaqueros mucho más suaves. Algunas personas te dirán que no pongas los vaqueros en la secadora. Pero lo cierto es que las secadoras modernas los dejan mucho más suaves y hacen que recuperen mejor su forma. Asegúrate de seguir las instrucciones de la etiqueta de cuidados y sácalos mientras estén aún ligeramente húmedos para evitar arrugas.


Cómo mantener en forma tus prendas deportivas

La ropa deportiva se ha diseñado para hacernos sentir fuertes, con más confianza y, en último término, más atractivos, tanto por dentro como por fuera. Cuando cuidamos con la misma atención a nuestras prendas deportivas que a nuestro cuerpo, estas nos devuelven nuestro esfuerzo haciendonos sentir mejor durante más tiempo.

Cuida tus prendas deportivas

La clave para que duren mucho tiempo es utilizar un ciclo frío, por lo que debes evitar las altas temperaturas, incluso cuando estén muy sucias. Recomendamos usar un programa para prendas deportivas que estará perfectamente ajustado a las necesidades de estas prendas y las lavará de una forma más eficaz. Escoge un detergente adecuado que esté formulado especialmente para manchas rebeldes y para eliminar malos olores.

También recomendamos evitar los suavizantes, en especial con tejidos como el Gore-Tex que contienen membranas. Los suavizantes pueden inhibir la capacidad de transpiración del tejido.

1
Domina la humedad

Las camisetas de algodón absorben mucha más humedad, por lo que aprecian un poquito más de cuidado y suavidad. Ponlas en la lavadora del revés y vierte detergente líquido en la zona de las axilas. Déjalas en remojo durante 30 minutos y, a continuación, lávalas a la temperatura máxima que permita la etiqueta.

2
Programa para prendas deportivas o sintéticas

Si tu lavadora o secadora no tiene un programa especial para prendas deportivas, el ciclo de sintéticas es muy similar. Pero asegúrate de añadir un aclarado adicional si las prendas están muy sucias. Al secar, asegúrate de separar los algodones de las fibras sintéticas, ya que absorben la humedad de forma diferente.

3
Sin malos olores

Mantén la bolsa del gimnasio libre de malos olores entre una sesión y otra. Si dejas un par de toallitas para secadora en el interior de la bolsa, evitarás los olores entre sesiones de ejercicio. No dejes nunca la ropa de gimnasia dentro de la bolsa. Sácala lo antes posible, incluso aunque no vayas a lavarla inmediatamente.

El sencillo arte del secado

Para obtener el mejor resultado, utiliza el programa para prendas deportivas, que las seca un poco más. Tiene una fase más larga de enfriado al final del programa para que tus prendas deportivas salgan listas para poner. Los algodones y las fibras sintéticas tienen tiempos de secado diferentes porque absorben la humedad de distinta manera. Por este motivo, debes separarlos antes del secado.